BENEFICIOS DE LA FISIOTERAPIA RESPIRATORIA

La pandemia del COVID-19 ha causado importantes disfunciones respiratorias a corto y largo plazo que necesitan la aplicación de técnicas especiales, como la fisioterpia respiratoria.

En estos casos, la fisioterapia respiratoria es una aliada que mejora la función de los músculos para respirar.

Mostraremos a continuación de qué trata y cuáles son sus beneficios.

¿Qué es la fisioterapia respiratoria?

Es una especialidad dentro de la fisioterapia encaminada a la prevención, el tratamiento y estabilización de las alteraciones respiratorias como el asma, fibrosis quística, insuficiencia respiratoria, bronquitis o tuberculosis.

Con su aplicación se mejora, entre otras cosas, la ventilación regional pulmonar, la disnea, el intercambio de gases, la función muscular y la tolerancia a realizar ejercicio.

La fisioterapia respiratoria está conformada por un conjunto de procedimientos que permiten diagnosticar diferentes afecciones para luego efectuar técnicas terapéuticas que liberen las vías aéreas.

Estas también fomentan la relajación respiratoria y readaptan el esfuerzo en cada paciente.

Estos procedimientos pueden efectuarse en casa, una clínica u hospital, incluso cuando el paciente se encuentra intubado, pero siempre deben ser hechos por un fisioterapeuta profesional.

repiratoria

Beneficios de la fisioterapia respiratoria

En la actualidad, podemos decir que la fisioterapia respiratoria mejora significativamente la disnea, la capacidad de esfuerzo y la calidad de vida relacionada con la salud.

Como el objetivo principal es eliminar secreciones (mucosidad acumulada) se evitan las obstrucciones que dificultan respirar para disminuir la 

posibilidad de infecciones pulmonares.

Dentro de sus beneficios tenemos:

  1. Reduce de forma inmediata la disnea (sensación de falta de aire) y la dificultad respiratoria.
  2. Mantiene las vías aéreas abiertas y libres de secreciones, además de evitar la acumulación de moco en los pulmones.
  3. Mejora la expansión y elasticidad pulmonar previniendo lesiones.
  4. Ayuda a controlar la tos.
  5. Incrementa la fuerza de la musculatura respiratoria.
  6. Recupera la respiración idónea y se aprende el modelo de respiración correcta.
  7. Disminuye el tiempo de estancia hospitalaria.
  8. Mejora el intercambio de gases y facilita que el oxígeno llegue a todas las células del cuerpo.
  9. Previene los defectos posturales.
  10. Mejora la calidad de vida de la persona al proporcionarle un mejor descanso nocturno. También, reduce el proceso de enfermedad, disminuye la necesidad de medicamentos y enseña al paciente a mantenerse relajado.

Como podemos observar, la fisioterapia mejora el suministro de oxígeno a todo el cuerpo, al liberarlo de las secreciones producidas en las vías respiratorias.

respiartoria

A continuación, mencionamos otros beneficios considerando algunas áreas específicas donde puede emplearse.

En pediatría

La fisioterapia respiratoria puede aplicarse a bebés y niños siempre que la requieran. Más aún cuando los infantes son susceptibles a enfermedades como bronquiolitis o neumonía.

La terapia mejora el intercambio de gases y la respiración.

Su uso en bebés es fundamental, ya que su sistema respiratorio está desarrollándose y puede presentar problemas de oxigenación.

En terapias ambulatorias

Brinda alivio en enfermedades crónicas como el asma y en los problemas cardíacos.

Dependiendo de los requerimientos particulares del paciente, se puede efectuar una o dos veces por semana hasta que la condición del usuario se restablezca.

En hospitales

La realizamos cuando el paciente se encuentra hospitalizado y algunas veces inmovilizado.

En estos casos, recomendamos fisioterapia respiratoria y motora durante la estancia. Una sesión diaria mejora o previene el desarrollo de alguna enfermedad respiratoria y fortalece la función pulmonar.

respiratoria

Fisioterapia respiratoria en terapias a domicilio

Indicada para pacientes que fueron dados de alta y se encuentran en su fase de recuperación.

Puede mejorar la salud del enfermo en eventos cardíacos (infarto), trastornos respiratorios o trasplantes.

La haremos una o dos veces por semana. En este proceso, el paciente deberá realizar diariamente los ejercicios de kinesioterapia que se le indiquen.

El profesional de la salud puede apoyarse con equipos que hagan más fluida la secreción y faciliten su retiro, como los nebulizadores y el flutter (dispositivo pequeño en forma de pipa con una bola de acero en su interior).

 

La fisioterapia respiratoria en tiempos del COVID-19

Los pacientes con COVID-19 grave pueden pasar mucho tiempo en cuidados intensivos, inmóviles y con respirador. La infección, inflamación y falta de movimiento conducen a una pérdida significativa de masa muscular, lo que incluye los músculos respiratorios.

La neumonía es uno de los principales padecimientos provocado por el virus. Esta afección hace que la función pulmonar se vea disminuida en gran manera.

En la recuperación, el tejido pulmonar queda muy afectado, con cicatrices y engrosamientos que dificultan la llegada del oxígeno a los capilares y, por tanto, afectan a la respiración.

La alteración causada por la fibrosis pulmonar es gradual e irreversible, pero si se detecta a tiempo y se trata puede retrasarse o detenerse.


respiratoria

 

Además de las secuelas respiratorias, como resultado de la inmovilidad prolongada, se desarrolla una atrofia muscular con reducción de fuerza y movilidad de las articulaciones en extremidades y tronco.

La fisioterapia respiratoria incluye, en estos casos, ejercicios físicos y consejos sobre el manejo de los síntomas y secuelas para mejorar la calidad de vida del paciente.


Ejercicios de fisioterapia. Tratamiento y prevención

Existen diferentes técnicas con que ayudaremos al paciente en su recuperación y mantenimiento de la salud. Entre estas están:

  1. Drenaje postural. Es la técnica más popular para eliminar secreciones. La meta es lograr que el moco drene hacia los bronquios mayores y tráquea por efecto de la gravedad y ser expulsado con la tos. Es importante que el paciente conozca cómo toser y respirar de manera profunda.
  2. Ejercicios de expansión. Se trata de expandir el tórax con inspiraciones máximas sostenidas, retención y expiración lenta.
  3. Respiración diafragmática. Se refiere a períodos de respiración lenta con la relajación de la musculatura accesoria, aunada a la ventilación con el diafragma.
  4. Percusión torácica. Son golpeteos continuos con la mano hueca.
  5. Vibración torácica. Se colocan las manos sobre la caja torácica y se produce una vibración con la respiración. Se combinan la compresión y el drenaje postural. Sirve para desalojar secreciones adheridas a las paredes bronquiales.
  6. Compresión torácica. Se hace con un abrazo que comprime la caja torácica, donde se aplica presión sobre las porciones inferiores y laterales del tórax y el esternón.
  7. Tos dirigida. La tos puede provocarse presionando suavemente en la tráquea cuando termina la inspiración. Permite expulsar la mucosidad que se ha despegado o bien su deglución.

A pesar de que la fisioterapia no sustituye el tratamiento médico, sí lo complementa y mejora su efectividad.

Ella logra acelerar la recuperación del paciente para que este logre respirar libremente.

 

EL MODELO SALUTOGÉNICO, LA CLAVE PARA MANTENER NUESTRA SALUD

La mayoría de las personas no acuden al médico hasta que sienten dolor y malestar en su cuerpo, cuando su salud ya está en juego. No saben que podemos evitar el sufrimiento y deterioro del organismo con acciones específicas de prevención.

El modelo salutogénico se centra en ello.

Modelo salutogénico y prevención

El modelo salutogénico está basado en los estudios que realizó Aaron Antonovsky en las mujeres sobrevivientes de los campos de concentración.

Ellas, a pesar de haber sufrido condiciones extremas de estrés y sufrimiento, fueron capaces de reponerse y mejorar.

El sociólogo detectó que existen dos componentes básicos para lograr esa recuperación: los recursos y el sentido de coherencia.

¿Cómo influye el modelo salutogénico para el mantenimiento de la salud?

Los recursos de recuperación van ligados a las condiciones o características que poseemos las personas o los podemos encontrar en el ambiente; pueden ser conocimientos, dinero, ropa, alimentos, inteligencia, etc.

Nosotros deberíamos identificarlos para después hacer uso de ellos de la mejor manera.

El uso adecuado y enfocado de estos recursos ayuda a crear el sentido de coherencia del individuo, es decir, la orientación que tiene hacia la vida, un sentimiento de confianza en creer que todo mejorará e irá bien.

salutogénico

Algunos investigadores lo definen como una estrategia para afrontar el estrés, para resolver problemas o superar eventos trágicos.

Esto explicaría la salud y bienestar que algunas personas logran, y que les permiten alcanzar una mayor calidad de vida.

Pensamiento positivo, salud positiva

Hemos de recalcar que la salud está relacionada con factores psicosociales y físicos, que pueden favorecer el bienestar de las personas y la reducción del dolor.

Entre los factores saludables se encuentran los siguientes:

  • La satisfacción personal
  • Las acciones altruistas
  • El reconocimiento del autocontrol
  • La capacidad para resolver problemas
  • La autonomía
  • Las relaciones interpersonales valiosas

Los pensamientos positivos dan lugar a emociones saludables (autoestima, seguridad, orgullo, amor, plenitud, etc.) y, al final, van construyendo los pilares de una salud positiva.

Prevención y salud

El modelo salutogénico propone dotar a las personas de conocimientos y herramientas que les permitan aprovechar sus propios recursos, potenciar la calidad de vida y crear hábitos saludables.

Una de estas herramientas primordiales es la prevención.

salud

Es un instrumento ventajoso para promover la salud.

Se enfoca en las comunidades e individuos para que tomen conciencia de la importancia de sus acciones positivas en la anticipación de un cuadro patológico.

“Es mejor prevenir que lamentar” reza la sabiduría popular y, en el caso de la salud, es totalmente cierto.

Cada persona, mediante el uso de los recursos disponibles, puede evitar las condiciones que desembocan en un padecimiento físico o mental.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Son las condiciones que debemos vigilar todos los días o con la frecuencia recomendada.

Podemos adoptar las siguientes acciones y hábitos de prevención:

  • Llevar una buena alimentación.
  • Hacer ejercicio.
  • Hacernos análisis médicos para detectar la hipertensión, obesidad, niveles de glucosa, colesterol, triglicéridos o parásitos.
  • Abandonar hábitos como fumar o beber bebidas alcohólicas.
  • Desarrollar un sentido de coherencia encaminado al bienestar.

Según información de la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades crónicas representan el 63 % de las defunciones anuales en todo el mundo.

Estas afectaciones se desarrollan de manera lenta y gradual, pero su tratamiento y corrección son posibles con la detección temprana.

Entre estas enfermedades se encuentran las siguientes:

  • Enfermedades cardiovasculares como el síndrome metabólico, infarto agudo del miocardio o derrame cerebral.
  • Enfermedades crónicas respiratorias como el asma.
  • Diabetes.
  • Enfermedades oncológicas como el cáncer.

¿Por qué esperar a presentar un cuadro grave o dolores agudos?

Podemos detectar la mayoría de las enfermedades con los diagnósticos oportunos.

Es más fácil prevenir y tiene menos costos asociados.

Tipos de prevención para mantener la salud

Existen tres niveles de prevención dependiendo del momento en que se detecta el estado de la enfermedad.

Prevención primaria

Tiene por objetivo evitar la aparición de la enfermedad a través del control de los factores de riesgo, por lo que se efectúa en individuos sanos.

salud

Algunos ejemplos son las campañas de vacunación, de alimentación, el ejercicio físico o la reducción de los accidentes domésticos.

Prevención secundaria

Está enfocada a detener o atrasar el proceso de una enfermedad que ya presenta la persona.

Las acciones que comprende son la detección temprana, el diagnóstico y el tratamiento.

En esta fase, los tratamientos son más eficientes.

Un ejemplo de prevención secundaria son las campañas para detectar el cáncer.

Prevención terciaria

En este caso, la persona ya está enferma y la prevención se efectúa con el objeto de retardar o disminuir las secuelas y complicaciones de la afectación.

Se pretende mejorar la calidad de vida de la persona.

Ejemplos son la terapia de los niños con síndrome de Down o la rehabilitación posinfarto.

 

La fisioterapia como elemento clave de la prevención y la salud

Lo común es que asistamos a la clínica de fisioterapia cuando sufrimos una lesión o sentimos un dolor grave, pero en contadas situaciones la consideramos como una útil herramienta de prevención.

Claro que la fisioterapia tiene una importancia básica en el tratamiento de los pacientes lesionados, pero también tiene una competencia preventiva, pues es una rama sanitaria.

  • Sirve para prevenir lesiones.
  • Difunde correcciones posturales y estimula la condición física con ejercicios que eviten las lesiones musculoesqueléticas.
  • Promueve la reeducación del cuerpo ante los movimientos repetitivos.
  • Estimula el aprendizaje y la práctica de movimientos de rehabilitación para incrementar el tono muscular y la postura.
  • Enseña a las personas cómo realizar las actividades habituales de manera que eviten las lesiones.

Fisioterapia en la tercera edad

En nuestros días, la mayoría de las personas desean envejecer de manera saludable. Para esto, la fisioterapia geriátrica tiene mucho que ofrecer.

Se dedica a trabajar con pacientes mayores de 65 años en la prevención de lesiones o en el mejoramiento de patologías relacionadas con la edad como la pérdida de la funcionalidad articular, el equilibrio o la masa muscular.

salud

Las dolencias que se pueden presentar con la edad tienen solución.

En ocasiones, es suficiente un programa de ejercicios personalizados y supervisados por el fisioterapeuta.

Nos servirán para mantener mucho más tiempo nuestra autonomía e independencia con beneficios físicos y psicológicos.

Las premisas del modelo salutogénico tienen un potencial altamente beneficioso para la salud y para reducir el dolor;
introducirlo gradualmente, así como incluir métodos de prevención como la fisioterapia harán que tengamos un mejor estado de salud a lo largo de nuestra vida.

LA HIGIENE POSTURAL, UNA APUESTA DE FUTURO

Conozca la importancia de la higiene postural.

Todas las acciones que realiza el cuerpo humano pueden hacerse de manera distinta con posturas diferentes.

La ergonomía y la higiene postural se enfocan a realizarlas de forma segura para disminuir la carga que soporta la columna vertebral y músculos asociados.

¿Qué es la postura y la higiene postural?

La postura es la posición que adopta cada persona al realizar sus actividades, al caminar, estar sentada, de pie o dormir.

Por otra parte, la higiene postural es un grupo de alineamientos para mantener la posición correcta del cuerpo en movimiento o en inmovilidad, con el fin de evitar lesiones y de proteger principalmente a la columna vertebral.

Una postura adecuada mantiene la alineación simétrica del cuerpo alrededor del eje cabeza-columna-pelvis con el peso total repartido equitativamente.

Una mala postura no respeta esta alineación.

Factores que afectan la postura

No solo los movimientos hechos de manera incorrecta o repetitiva afectan la postura, existen factores que pueden pasar desapercibidos y que la alteran notablemente.

  • Genéticos y anatómicos, como son las particularidades de nacimiento.
  • Estado de ánimo, tensión y estrés.
  • Los objetos que se ocupan y cargan diariamente: cama, sofá, bolsas, silla de trabajo, etc…
  • Deporte o entrenamientos.
  • Sobrepeso.
  • Sedentarismo.
  • Mala alimentación.
  • Estado fisológico del sistema músculo esquelético.
  • Requerimiento muscular excesivo.
     

higiene postural

Peligros de mantener una postura incorrecta

Realizar los esfuerzos y posturas mantenidas diarias de forma correcta disminuye el riesgo de sufrir dolores de espalda y generar posibles daños a la salud.

Por otro lado, no mantener una correcta higiene postual puede producir trastornos funcionales y físicos que afectan directamente la calidad de vida de la persona.

Afectaciones de la columna

1. Hiperlordosis: Se presenta como una curvatura muy marcada de la columna vertebral en la parte baja de la espalda, como si se formara una “C” en la región lumbar.

2. Hipercifosis: Es el incremento de la curvatura anterior de la columna vertebral y dorsal.

3. Escoliosis: Malformación estructural de la columna que se observa como una curva en forma de “C” o “S”, debida a una desviación lateral. Altera la flexión de la columna y la rotación vertebral.

4. Rectificaciones: Consisten en la disminución de las curvaturas normales de la columna, es decir, cuando esta se encuentra más recta de lo normal.
Se puede presentar a nivel lumbar, cervical o dorsal.


Afectaciones en la vida diaria

1. Se corre el riesgo de tener más lesiones en diferentes partes del cuerpo al sobrecargar algunas zonas corporales y dejar desprotegidas otras.

2. Con una columna “corvada” se debilitan los músculos abdominales y se puede presentar vientre abultado.

higiene postural

3. Dolores lumbares en la espalda por permanecer encorvados mucho tiempo, estar de pie o cargar objetos muy pesados, pues se ejerce más presión en la espalda y cuello.

4. Dolores en el centro de la espalda al estar sentados o de pie un tiempo excesivo por nuestras rutinas laborales, por ejemplo.

Dolor crónico en cuello y hombros generado por una sobrecarga en las últimas vértebras cervicales al mantener una posición fija de forma incorrecta (al escribir en el ordenador o lavando los platos).
También, suele presentarse cuando hay contracturas por estrés.

5. Hormigueos y adormecimientos de brazos y piernas (parestesia).

6. Apariencia deteriorada, pues una postura corporal incorrecta proyecta una imagen con más edad y peso, mientras que la postura adecuada proporciona esbeltez y elegancia.

7. Se pueden desalinear los músculos y los huesos afectando las articulaciones y el movimiento.

8. Se desgasta la columna vertebral y se hace más frágil.

9. Se disminuye la flexibilidad y estiramiento de los músculos.

9. Se pueden producir más caídas y lesiones al afectarse el equilibrio.

10. Se dificulta la respiración y digestión por “aprisionar” la zona del abdomen con una postura encorvada.

higiene postural
 

Beneficios al ser conscientes de la necesidad de una correcta postura corporal.

  • Mejora la respiración y circulación. Cuando las personas se mantienen encorvadas, la capacidad pulmonar disminuye, al enderezarse el flujo de oxígeno aumenta hasta un 30 %.
  • Proporciona energía. Respirar mejor favorece el gasto energético, reduce el riesgo de sentir depresión y limita la fatiga crónica.
  • Previene dolores musculares, lesiones y trastornos de columna. Distribuir correctamente la masa corporal evita lumbagos, cervicalgias, y otros dolores musculares.
  • Reduce el estrés. Sentarse en posición recta eleva la resistencia al trabajo y evita las emociones negativas.
    Algunos estudios han publicado que el nivel de miedo también disminuye con una buena postura.
  • Proporciona sensación de bienestar. Al mejorar la respiración y eliminar el dolor muscular se genera una sensación de armonía y comodidad.

Aumenta la autoestima. Se tiene mayor confianza en sí mismo, genera la sensación de poder y favorece los pensamientos positivos.

Prevención y recomendaciones

Para tener una postura adecuada es necesario:

  • Ser consciente de ella durante las actividades cotidianas.
  • Mantenerse activo con ejercicios suaves como yoga, caminar o practicar la natación.
  • Mantener un peso saludable para no aumentar carga a la columna dorsal y pelvis.
  • Usar zapatos de tacón bajo y cómodo, los tacones altos alteran el equilibrio, aumentan la presión en los músculos y pueden provocar caídas.
  • Asegurar que las áreas de trabajo se encuentren a la altura adecuada al estar sentado, así cómo buscar las posturas correctas en nuestros hábitos diarios.
  • Realizar fisioterapia con expertos en la salud para eliminar el dolor y evitar más lesiones.

Ejemplos de higiene postural

Al dormir

La mejor posición es boca arriba o ligeramente de costado. Se debe flexionar un poco la rodilla y girar levemente la cadera y hombros como prevención. La almohada debe ayudar a que la cabeza y cuello queden rectos con la columna. Para evitar que la cadera baje, se puede colocar una almohadilla entre las rodillas.

Al sentarse

Considerar la altura y el respaldo de la silla, los movimientos requeridos y las herramientas necesarias. Los pies deben apoyarse en el suelo y las rodillas permanecer a la altura de la cadera. El respaldo debe presentar la curvatura lumbar con un material suave. Se debe levantar y caminar o moverse cada 50 minutos. Los objetos necesarios deben encontrarse a la distancia del brazo.

Planchar y cocinar

Lo más importante es la ergonomía de nuestros equipos y cocina: que la encimera y la tabla de planchar se encuentren a la altura del ombligo y se utilice un banquillo pequeño para reposar y alternar los pies.

Cuidar la higiene postural y la ergonomía en todas las actividades que se realizan diariamente favorecerá un estilo de vida saludable, energético y sin dolor.

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS DE VIVIR CON DOLOR

Experimentar un dolor continuado de cualquier tipo genera en las personas un impacto negativo en sus actividades diarias e impide disfrutar la vida de forma plena y satisfactoria.

Identificar las consecuencias es un paso para la recuperación.

El dolor es una sensación física desagradable, relacionada con un daño en los tejidos del cuerpo y que limita la capacidad o habilidad de las personas para realizar sus actividades cotidianas.

Puede ser agudo (de corta duración) o crónico (a largo plazo, en general más de seis meses).

Tipos de dolor

Existen diferentes formas de clasificarlo. En ocasiones se solapan y regularmente están interrelacionadas.

La siguiente clasificación es una de las más conocidas:

Nociceptivo: causado por un padecimiento en el cuerpo y sirve como señal protectora.
Algunos ejemplos son: dolores articulares, lumbalgias, lesiones deportivas.

Inflamatorio: ocasionado por daños en los tejidos blandos del aparato muscular y esquelético.
Suele ser local y percibirse como leve o intenso. Se presenta con más frecuencia en cadera, hombros, manos o zona lumbar.

Neuropático: relacionado con lesiones nerviosas. Se puede describir como sensaciones de hormigueo o punzadas.
En ocasiones no se detecta la causa precisa.

Lo más significativo es que puede alterar el estilo de vida de las personas y afectar a sus actividades familiares, de trabajo y su independencia.

Dolor crónico

Cuando se tiene un padecimiento agudo es posible saber que se tiene una lesión o un problema que, al atenderse, se soluciona de manera rápida.

Cuando el dolor es crónico, la situación cambia. Puede durar meses, incluso años.

El origen puede ser una infección o lesión o tener una causa continua.

En algunas ocasiones no se muestra una causa aparente, la persona sufre dolores osteoarticulares, dolores de cabeza, lumbalgias, dolores neuropáticos o dolores oncológicos.

Muchos adultos mayores sufren padecimientos crónicos. Estos se presentan con mayor frecuencia en las mujeres que en hombres y, en general, traen consecuencias psicológicas.

Consecuencias

Las personas con dolor crónico a menudo desarrollan padecimientos psicológicos y problemas interpersonales, económicos y en su calidad de vida.

Problemas psicológicos

Aparecen de manera gradual y hacen que la persona deje de realizar sus actividades habituales y se aísle socialmente.

– A menudo, las personas se sienten cansadas o sufren insomnio.
– Se pierde el apetito o gusto por la comida y se baja de peso.
– Disminuye el deseo sexual, hay apatía e incluso se puede perder la capacidad de sentir placer y disfrutar de las cosas.
– Se presenta ansiedad, trastornos depresivos, decepción y sentimientos de desesperación.
– Disminuye la autoestima.
– En casos muy prolongados, se genera irritabilidad, tristeza, cambios de humor.
– Se afianza la percepción de inutilidad y/o culpabilidad.
– Aparece desmotivación y muchos planes futuros se derrumban o quedan inconclusos.
– Se desarrollan pensamientos intrusivos, que hacen creer a la persona que está bajo el dominio del propio dolor y la incapacita a realizar trabajos o disfrutar actividades.
– En casos graves se presentan pensamientos de muerte y suicidio.

Además del daño físico y sufrimiento, las personas con dolor crónico ven afectada su vida interpersonal, al no alcanzar las expectativas de sus seres queridos.

Su calidad de vida empeora considerablemente con la falta de actividad física, de independencia y en la carencia de entretenimientos.
Los problemas económicos se vuelven graves con la posible baja laboral, el coste médico o la incapacidad.

Aspectos que se ven afectados

Las afectaciones crónicas producen grandes reacciones psicológicas y emocionales, que pueden aumentar el sufrimiento en diversos aspectos del paciente:

Fisiológico: afectan a la funcionalidad de sistemas y aparatos.
Mental: propician pensamientos negativos y círculos viciosos.
Emocional: afectan directamente la autoestima e imagen de la persona que sufre.
De conducta: modifican patrones de actividad y alteran las tareas habituales.
Social: generado por el aislamiento voluntario que se infringe la persona.

En muchas ocasiones, la propia concepción de la vida se modifica y se instaura una nueva en la que el dolor forma parte integral y diaria del mundo personal del enfermo.

Prevención y tratamiento del dolor

La mayoría de los casos de prevención se enfocan en dolores inflamatorios, con medidas en la higiene de la postura, en alimentación equilibrada y saludable, en análisis de sangre para identificar los niveles de vitaminas, hormonas y químicos, densitometrías óseas o exámenes de columna.

Las pruebas requeridas se encuentran en el “Chequeo del dolor” que los profesionales de la salud usan con sus pacientes.

Por otro lado, los tratamientos psicológicos han mostrado buenos resultados para mejorar el padecimiento crónico que sufren muchos pacientes:

Relajación. Considerando que las personas que sufren dolor crónico sienten una fuerte tensión y ansiedad, las técnicas de relajación disminuyen la actividad adrenérgica y generan sentimientos de paz y aceptación.

Las técnicas más utilizadas son: masaje, técnica de liberación emocional, relajación muscular progresiva, taichí, técnicas de respiración, yoga ofisioterapia neuroestructural.

Biorretroalimentación. También conocido como biofeedback, se utiliza para restablecer la auto-regulación del cuerpo.

Terapia de compromiso y aceptación. Consiste en aceptar el sufrimiento y establecer una estrategia que evite su confrontación, además de comprometerse con objetivos básicos para el crecimiento y mejora.

Hipnosis. Para trabajar sobre los pensamientos, emociones y conductas de las personas aquejadas, esta técnica promueve su cambio como un factor clave.

Mindfulness. Esta terapia se basa, fundamentalmente, en que la persona se centre en el presente sin juzgar, predisponerse ni interpretar, sino en aceptar la realidad como es. Algunos estudios informan que los pacientes sometidos a este tratamiento tienen una mayor calidad de vida y viven con menos emociones negativas.

Escritura emocional. Se cree que, al escribir las situaciones y vivencias, estas se organizan para dar sentido a las experiencias futuras y facilitan las relaciones sociales.

Fisioterapia. Los tratamientos que puede ofrecer la fisioterpaia estan enfocados a acudir a la raíz del problema, actuando de forma eficaz y holística, para eliminar o mitigar el dolor.

Existen multitud de tratamientos y técnicas manuales, así cómo aparatología médica, que ha demsotrado ser una herramienta clave en el tratamiento del dolor crónico.

Trabajo con la atención. La atención es selectiva, limitada y controlable, lo que quiere decir que “escoge” que estímulos atiende, porque no pueden ser todos, y es posible “enfocar” sus prioridades.

Cuando se enfoca la atención al dolor, la experiencia dolorosa se intensifica y provoca más sufrimiento y malestar (efecto lupa) por lo que es importante “distraerla” con actividades de intenso interés.

Si se desea mejorar la calidad de vida y reducir el dolor crónico y sus efectos, existen profesionales que pueden integrar diferentes técnicas y terapias, hábitos saludables y fomento del autocuidado para lograr resultados sorprendentes y perdurables.

ENVEJECER EN CASA: ¿CÓMO HAY QUE ADAPTAR LA VIVIENDA?

Las personas mayores experimentan, en mayor o menor medida, dificultades de movilidad en su vivienda asociadas a los rigores de la edad.

Estas complicaciones se hacen notorias también dentro de su casa.

No en vano, se trata del espacio en el que más horas pasan a lo largo del día.

En el marco del envejecimiento activo que deseamos para todos nuestros mayores, resulta fundamental acondicionar sus hogares para que no se produzcan accidentes relacionados con sus crecientes problemas de movilidad.

A continuación, repasamos cómo tenemos que abordar la adaptación de su casa para que esta sea realmente efectiva.

Las claves de una vivienda adaptada a la tercera edad

En primer lugar, hemos de tener en cuenta que, cuando de adaptar una vivienda a la movilidad reducida se trata, no debemos esperar a que se haya producido el accidente. A estas edades, sus consecuencias pueden llegar a ser incluso irreversibles.

Por consiguiente, el proceso de adaptación de la vivienda debe ser progresivo. Aparte de para evitar las desgracias comentadas, será necesario para que, mentalmente, la persona mayor se vaya acostumbrando a las novedades que se están implantando.

Es importante que no se sienta traumatizado por la inclusión de demasiados cambios en un breve espacio de tiempo, puesto que podrían llegar a abrumarle. Aparte, por ejemplo, un ascensor, un salvaescaleras o una rampa no se pueden instalar de un día para otro.

Asimismo, tenemos que valorar que no solamente preparamos una vivienda adaptada al día a día de su morador principal. Esta también tiene que contar con los accesorios oportunos para los cuidadores.

Estos cuidadores pueden ser familiares o amigos, pero también profesionales, necesidades de los cuáles tenemos que tener presnetes para lograr los máximos beneficios del envejecimiento activo.

vivienda

¿Cómo diseñamos una vivienda para envejecer?

Aunque cada estancia requiere unos procesos de adaptación, en función de sus usos y características distintas, hay algunas directrices que debemos tener claras cuando nos proponemos hacer la casa más segura para la persona mayor.

Lo primero que debemos recordar es que siempre tenemos que informarnos acerca de la naturaleza legal de las obras que queremos emprender.

Hay algunas de ellas, como la colocación de ciertas ayudas técnicas, que no comportan grandes dificultades ni molestias.

Por lo tanto, colocar un asidero o desplegar una alfombra antideslizante no va requerir ningún trámite especial, más allá de su montaje.

Sin embargo, cualquier actuación que afecte a las instalaciones compartidas con el vecindario va a implicar acuerdos en el marco de decisión de la comunidad de vecinos. En este aspecto, conviene recordar que la nueva Ley de Accesibilidad Universal favorece la eliminación de barreras arquitectónicas.

En este sentido, si, además de mayor, la persona con inconvenientes de movilidad, es discapacitada, va a tener más posibilidades de beneficiarse de las ayudas en materia de accesibilidad universal.

Las diferentes Administraciones Públicas conceden estas ayudas para combatir los obstáculos que se encuentran en las inmediaciones de las fincas donde habitan los mayores discapacitados y sus áreas comunes.

Pero hemos de poner en valor otras máximas para garantizar la seguridad de los espacios que habitan nuestros mayores. Por ejemplo, están de sobra diversos elementos que pueden provocar resbalones, como determinadas alfombras.

La adaptación de las habitaciones, por otro lado, no solo tiene que ver con las dificultades para andar por ellas. Las ayudas técnicas han sido diseñadas en función de las limitaciones que afectan al resto de sentidos.

Sin ir más lejos, por lo que respecta a la vista, se va a facilitar el uso del mando a distancia de la televisión con unos teclados más grandes y simplificados. Asimismo, los interruptores de la luz van a poder ser vistos en la oscuridad mediante sus coloraciones fosforescentes.

Una iluminación suficiente, tanto natural como artificial, se convierte, en consecuencia, en un requisito indispensable a la hora de asegurar unos pasos seguros entre las estancias. Se han revelado como especialmente útiles para garantizarlos los sensores de movimiento, que encienden las luces cuando se franquean determinados límites.

vivienda

Los muebles han de ser elegidos basándonos en criterios de ergonomía y comodidad. Vale la pena, en esta línea, quitar elementos superfluos, pues pueden conllevar tropezones y cuesta más de limpiar una casa con una decoración recargada.

Pero tampoco debemos olvidar que no podemos convertir el hogar en un espacio aséptico. Así que sigue siendo importante que la persona mayor conserve fotos y recuerdos que hagan más llevadero su día a día.

Preparamos las habitaciones con la salud como prioridad

Por último, vamos a desgranar cómo puede ser diseñada para una vejez con salud cada una de las estancias principales del domicilio.

El cuarto de baño

El servicio es una de las habitaciones que más riesgos entrañan. De hecho, hasta un 46 % de los accidentes domésticos de nuestros mayores se producen mientras se llevan a cabo los cuidados higiénicos imprescindibles en ellos.

La premisa básica en el baño pasa por evitar las caídas. Por eso, las superficies propicias para ocasionar resbalones (como algunos suelos y alfombrillas) van a ser sustituidas por otras antideslizantes, como algún firme rugoso.

Aparte, podemos instalar agarradores en las paredes e incluso una silla para facilitar la limpieza dentro de la ducha. Los diferentes accesorios tienen que encontrarse en lugares fácilmente alcanzables.

El dormitorio

Es muy importante que se encuentre en la planta baja o el primer piso. La mesita de noche tiene que estar muy cerca de la cama y a su misma altura. Las camas eléctricas o articuladas se han revelado como muy interesantes para favorecer el descanso, las labores higiénicas y actividades como leer, comer o ver la televisión.

La cocina

Aparte de facilitar la preparación de los menús, es clave evitar las lesiones por quemaduras. Por eso, recomendamos la colocación de placas de inducción. Tiene que haber detectores tanto de las altas temperaturas de las superficies como de los escapes de gas.

La comodidad tiene que hacerse efectiva mediante las puertas correderas (también en los armarios y dispositivos de almacenamiento).

El salón, el alma de la vivienda

vivienda

El confort ha de ser la seña de identidad del sofá y el teléfono inalámbrico ha de estar siempre cerca.
Se han de evitar los muebles que no tengan un uso definido y es bueno apostar por una buena entrada de luz natural e iluminación, que asegure un ambiente cálido pero bien iluminado.

En definitiva, las personas mayores van a disfrutar de una vejez más cómoda y segura si adaptamos su vivienda a sus condiciones de movilidad y características propias de la edad.

 

ATENCIÓN A LA PERSONA MAYOR DESDE LA FISIOTERAPIA

La calidad de vida de las personas mayores es uno de los factores más importantes a tener en cuenta para garantizar su bienestar y la fisioterapia tiene mucho que aportar.

Como comentaremos en los siguientes apartados, la fisioterapia es una de las disciplinas más recomendables para poner en práctica las medidas de prevención más eficaces para mantener un óptimo estado de salud.

Secretos para envejecer de forma saludable

Los estudios realizados por el Instituto Tomás Pascual en 2008 confirman que no realizar actividad físcia y llevar una dieta poco saludable puede llegar a restar hasta una década de vida. Aparte de la mala alimentación, es imprescindible tener en cuenta otros factores como:

· La mala educación postural.

· El sedentarismo.

· Los malos hábitos (tabaquismo o consumo habitual de bebidas alcohólicas).

La consecuencia directa de lo anterior es el aumento de posibilidades de padecer diabetes, alteraciones en la salud cardiovascular, un mayor dolor si se padece artrosis o artritis y una pérdida de independencia y autonomía que podría alterar la salud mental de la persona.

Consideramos que el ejercicio físico también ayuda a socializar con personas del mismo grupo de edad.

Y es sin duda, muy recomendable mantener contacto con otras personas con las que se compartan aficiones y actividades.

Mantener la mente ocupada aleja la depresión y la ansiedad, en las personas mayores.

¿Cómo va cambiando el organismo a medida que se cumplen años?

El paso del tiempo provoca que a partir de los 65 años sea habitual experimentar algunos de los siguientes cambios:

· Alteración de la estructura corporal, de las funciones celulares y de los tejidos conectivos.

· Una reducción de la masa metabólica activa.

· Bajada del nivel de oxígeno en la sangre.

· Aumento de probabilidades de padecer osteoporosis y fracturas.

· Complicaciones en el funcionamiento del aparato digestivo y urinario.

· Cambios en la médula ósea y en los niveles de glóbulos rojos.

· Un incremento de la masa grasa que rodea a las vísceras más importantes.

· Deterioro de la capacidad sensorial.

· Reducción de la flexibilidad muscular y del equilibrio.

· Falta de adaptabilidad del sistema inmunitario.

Situaciones biológicamente naturales que es bueno conocer, para poder prevenir sus efectos nocivos, adquiriendo buenos hábitos y realizando ejercicio físico moderado y con constancia.

¿Cuál es el ejercicio físico más recomendable para las personas mayores?

Si le preguntamos a cualquier persona si hace ejercicio, en un 70 % de ocasiones nos dirá que sí, pero debemos tener en cuenta que caminar unos 15 minutos al día no es suficiente.

Es necesario dedicarle al deporte unos 30 minutos durante al menos tres días a la semana y con una resistencia apropiada. Los estudios realizados por Ashford en 1993 confirman que los que así lo hacen encuentran mayor motivación y bienestar. Se podrán realizar cuatro tipos de ejercicios:

· De resistencia. Ayudan a mejorar la salud cardiovascular y la circulación en general.

· De fortalecimiento. Combaten con eficacia la pérdida de tejido muscular.

· De flexibilidad. Entran en este grupo los estiramientos, imprescindibles para mantener los músculos en perfecto estado y para amoldar su cuerpo al esfuerzo diario.

· De coordinación y equilibrio. Se aconsejan para evitar caídas y mejorar la facilidad de movimientos.

fisioterapia

¿Y qué puede aportar la fisioterapia a las personas mayores?

Desde la fisioterapia podemos realizar una acción altamente eficaz y proactiva para contrarestar y frenar los problemas motores y funcionales derivados de el envejecimiento natural. Podemos analizar qué sucede y  hacer una propuesta de trabajo para mejorar el estado físico durante nuestro primer encuentro.

Nuestro objetivo es lograr que se obtenga el equilibrio y se consiga recuperar la armonía en los movimientos necesarios para volver a disfrutar del día a día. Los pasos que seguimos son los siguientes.

Recogida de datos

La anamnesis que planteamos consiste en conocer qué piensa el paciente de sus problemas físicos y cuáles son los que más inciden en su pérdida de calidad de vida. Nadie mejor que la persona que experimenta los síntomas para contarnos qué quiere corregir.

Evaluación y diagnóstico 

Uno de nuestros fisioterapeutas se encarga de realizaresta evaluación siguiendo los siguientes pasos en el proceso de análisis:

· Observación. El profesional se fijará en ciertos puntos del cuerpo de la zona anterior, posterior y lateral para comprobar su morfología y movilidad.

· Evaluación de la capacidad física. Este test evalúa la flexibilidad, fuerza, función aeróbica, capacidad de reacción y equilibrio.
. Analísis de las pruebas médicas que el paciente pueda aportar.

· Estado de nutrición. Se comprueba cuál es el índice antropométrico, cuál es el estado física y psíquicamente hablando y se pregunta sobre la alimentación. La opinión del paciente en este apartado es fundamental para nosotros.

Fase de intervención en la fisioterapia

Nuestros objetivos en esta fase son el lograr que el paciente mejore la capacidad articular, aumente la fuerza y la flexibilidad, recupere el equilibrio y la coordinación así cómo conseguir que su bienestar le ayude a tener una vida activa junto a las personas de su entorno.

Lograremos bajar los niveles de estrés y de dolor y mediante la reeducación postural, conseguiremos la mayor parte de nuestros objetivos.

Queremos que la persona que acude a nuestra clínica deje de tomar muchos de los medicamentos que está tomando para evitar el dolor.

Poseemos la formación y la experiencia suficiente para realizar diagnósticos acertados que nos permiten actuar desde la raíz del problema, utilizando las tecnologías más efectivas y las técnicas de fisioterapia manual avanzada para la recuperación exitosa de dolores, lesiones y enfermedades de la columna.

fisioterapia

Tratamos todo tipo de problemas desde la fisioterapia: ciáticas, hernias discales, rigidez de columna, cervicalgias, pinzamientos nerviosos, contracturas musculares, artrosis…

Y una vez que el dolor ha desaparecido y el movimiento y la función se restablecen, será el momento de aumentar el trabajo con un programa de entrenamiento.

Porque creemos que es importante que el paciente tome un papel activo en su recuperación.

Un buen programa de entrenamiento adaptado a las condiciones y capacidades personales del paciente permitirá mantener alejado el dolor, mantenerse activo y tener un buen desempeño en la vida.

Durante todo el proceso, el paciente no sentirá nunca que está en un gimnasio o que debe alcanzar un objetivo específico.

El buen fisioterapeuta siempre tiene en cuenta la evaluación inicial para ir programando el trabajo correspondiente a medida que pueda ir ejecutándolos de manera acertada.

Así, las personas mayores encuentran en la fisioterapia una alternativa perfecta para reducir el dolor, recuperar sus ganas de vivir, mejorar su estado de salud y, sobre todo, cambiar su forma de ver la vida.

Consideramos esencial que se tenga en cuenta esta opción si se quiere afrontar tan importante etapa vital con el optimismo necesario.

DOLOR DE LAS ARTICULACIONES DE LOS MAYORES. CAUSAS, SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

Uno de los efectos del proceso de envejecimiento que se da en las personas mayores es el dolor en las articulaciones, que puede aparecer incluso antes de la tercera edad.

Las causas no siempre son la artrosis o la artritis; pueden ser muy diversas y precisan un diagnóstico personalizado.

Por suerte, existen tratamientos para recuperar la movilidad y mitigar el dolor, por tanto, mejorar su salud y bienestar.

¿En qué consiste el dolor en las articulaciones?

El dolor en las articulaciones suele producirse en rodillas, muñecas, codos, hombros, tobillos, pies y otros puntos donde se juntan dos huesos. A menudo va también acompañado de rigidez, inflamación o calor en la zona afectada.

Es importante que tratemos estos dolores al envejecer, ya que nos impiden disfrutar de las actividades que nos gustan o de movimientos tan sencillos como coger algo con las manos. Además, los dolores, ya sean leves o fuertes, reducen significativamente nuestra calidad de vida. Por ejemplo, pueden dificultarnos el sueño y el descanso.

¿Por qué aparece el dolor en las articulaciones?

Las articulaciones son las uniones entre huesos próximos y proporcionan movilidad y elasticidad al cuerpo. Están recubiertas de cartílago, un tejido elástico y firme que amortigua y permite el roce entre los huesos, «ablandando» así la carga que soportan.

Veamos las causas más frecuentes del dolor de articulaciones:

– La artritis reumatoide: Es una enfermedad autoinmune en la que el propio sistema inmune ataca a los tejidos de las articulaciones porque las confunde con gérmenes. Produce dolor y rigidez.

– El lupus: También es una enfermedad autoinmune, en la que el cuerpo ataca erróneamente a los tejidos sanos y provoca también, a parte del dolor articular, otros síntomas como cansancio, pérdida de cabello, depresión o falta de memoria.

– Bursitis: Inflamación de la bursa, la parte que sirve de amortiguación entre los músculos, los tendones y los huesos; y que suele deberse a un uso repetido de esta articulación. Es frecuente en algunas profesiones o deportes, pero también en personas mayores.

– Gota: Se produce cuando el ácido úrico se acumula en la sangre e inflama las articulaciones, más frecuentemente en el dedo gordo del pie, la rodilla o el tobillo.

– Tendinitis: Es la inflamación de los tendones, más frecuente en los deportistas o ciertas profesiones, ya que se debe al abuso de unos tendones en concreto.

– Condromalacia rotuliana: Consiste en el reblandecimiento y la descomposición del cartílago en la parte inferior de la rótula, es decir, la rodilla. Se debe al desgaste de esta articulación, por lo que es bastante frecuente en personas de la tercera edad.

– Osteoartritis: Se produce por el envejecimiento y desgaste de una articulación. Puede ser hereditaria o deberse al desgaste de las articulaciones, especialmente cuando se padece obesidad o se usan continuadamente unas articulaciones en concreto.

– Osteomielitis: Consiste en una infección bacteriana en los huesos.

– Artrosis: Es una enfermedad reumática crónica que afecta al cartílago articular. Puede ser de cadera, cervical, lumbar, de mano o de rodilla. Se caracteriza por provocar dolor y rigidez, por lo que a menudo dificulta movimientos cotidianos como cerrar la mano, caminar o subir escaleras.

– Sarcoma sinovial: Es un tumor que se forma a partir de las partes blandas de grandes articulaciones, a menudo debido a factores hereditarios. Puede ser detectado a cualquier edad.

– Necrosis aséptica: Consiste en una pérdida del flujo sanguíneo temporal o permanente en un hueso que, si se produce cerca de una articulación, lleva también al colapso de esta.

articulaciones

Consejos para evitar el dolor en las articulaciones al envejecer

A veces estas enfermedades son irreversibles, es decir, una vez aparecen ya no podemos eliminarlas por completo. Por suerte, rara vez son una amenaza para la vida y siempre podemos prevenirlas o tratar los síntomas hasta hacerlas parecer casi inexistentes. Estos consejos y hábitos saludables pueden ayudarnos mucho cuando aparecen problemas de articulaciones a cierta edad.

Incorporarse y sentarse o tumbarse con cuidado, evitando que el peso caiga de golpe sobre las articulaciones.

Mover las articulaciones con frecuencia mediante actividad físcia que no cargue las articulaciones (como paseos o bicicleta) para así favorecer la circulación y mantener activos los músculos de las articulaciones.

Evitar pasar demasiado tiempo sentado o en la misma postura y, en su lugar, simplemente hacer unos estiramientos.

Llevar calzado adecuado para amortiguar la pisada correctamente y asegurar la estabilidad al caminar. (Ver post: https://cutt.ly/PgwwksU)

No llevar mucho peso encima, ya que sobrecarga las extremidades.

Evitar la obesidad y el sobrepeso por la misma razón que se ha de evitar llevar demasiado peso.

– El médico puede recetarnos antiinflamatorios no esteroideos. Si el caso es muy grave, se pueden recetar opioides indicados para la reducción del dolor. También puede ayudar el ácido hialurónico para reducir la pérdida del cartílago.

– Existen también ejercicios de fisioterapia que ayudan a reducir el dolor, evitan la pérdida de la masa muscular y ayudan a facilitar el movimiento de la articulación afectada. Además, mediante tratamientos fisioterapéuticos especializados nos enfocamos en tratar el problema que causa el dolor y no solo en paliar los síntomas.

articulaciones

Hábitos, alimentación y suplementos saludables para prevenir el dolor de articulaciones

Aquellas personas mayores que comienzan a tener los primeros síntomas de estos dolores o de las enfermedades citadas, o bien están en riesgo por razones genéticas o por el trabajo o actividad física que han realizado a lo largo de su vida, pueden:

– Seguir los consejos anteriores de hábitos saludables, como evitar cargar peso, hacer estiramientos cuando pasen mucho tiempo en la misma postura, etc.

– Llevar una dieta saludable, con la ingesta necesaria de calcio y vitamina D, que mantienen los huesos, el cartílago y los músculos sanos y previenen la osteoporosis, en especial en las mujeres.

– A modo de prevención les recomendamos que introduzcan en su suplementación el colágeno y el magnesio que les ayudarán a mantener, durante más tiempo, el correcto funcionamiento de sus músculos y ligamentos.

Así como la combinación de colágeno, ácido hialurónico, vitamina C, sulfato de glucosamina y sulfato de condroitina, poderosa formulación que les aportará importantes beneficios.

Al actuar como lubricante para cartílagos y ligamentos:
Les ayudará a recuperar la elasticidad, disminuyendo el dolor y mejorando la movilidad de las articulaciones.
Así como en la prevención de lesiones deportivas, como distensiones y tendinitis.

 

Esta información y consejos son muy importantes para ayudar a las personas mayores a que disfruten de esta edad como en cualquier otra etapa de su vida.
¡Cualquier momento es bueno para sentirse feliz y saludable!


 

Consúltenos si tiene alguna duda, estaremos encantados de resolverla.

LAS 7 CLAVES DEL ENVEJECIMIENTO ACTIVO PARA PERSONAS MAYORES

Las personas mayores tienen la experiencia de su larga vida.
Existen algunas claves para cumplir años de forma saludable.
La etapa que comienza con la jubilación define el inicio de un nuevo periodo que ofrece objetivos, proyectos e ilusiones.
En este artículo compartimos algunas recomendaciones de cuidado personal para potenciar el bienestar.

Cómo envejecer con salud y bienestar

Muchos mayores transmiten la felicidad que sienten en esta etapa a quienes están a su alrededor. A continuación, enumeramos algunos de los factores que conviene cuidar para alimentar este bienestar integral mediante un envejecimiento activo.

1. La importancia de ejercitar las habilidades sociales para las personas mayores

La compañía aporta la alegría del encuentro con seres queridos. Y previene una de las principales causas de sufrimiento en la tercera edad: la soledad. Las habilidades sociales fortalecen los vínculos que el mayor establece con otras personas de su entorno. Por ley de vida, el mayor se ha despedido de amigos y familiares. Estas ausencias dejan un enorme vacío. Pero en este escenario también pueden nacer nuevas amistades.

Este encuentro social puede tener un factor intergeneracional. Así sucede cuando la persona no solo recibe el afecto de otros amigos de su misma edad, sino que también establece un lazo muy especial con sus nietos, por ejemplo. Es esencial respetar las decisiones de la persona mayor y evitar la sobreprotección o la infantilización.

Desde el punto de vista afectivo, es positivo que cuente con algunos lazos que sean verdaderamente significativos. Las relaciones superficiales no aportan el grado de intimidad que favorece la comunicación sincera. Este apoyo constituye una fuente de resiliencia en la superación de temores y dificultades.

mayores

2. Continuar con el aprendizaje

Tras tantos años de vida, sabemos que la persona posee una gran sabiduría, pero también tiene la capacidad de seguir aprendiendo. Algunos mayores incluso acuden a la universidad para estudiar una carrera. Otros muchos, en un claro ejemplo de adaptación al cambio, han aprendido a utilizar las nuevas tecnologías.

También la lectura es un pasatiempo que alimenta la curiosidad y la reflexión sobre temas humanos. Los espacios de aprendizaje, a su vez, ofrecen fantásticos entornos de relación social.

Por tanto, es imprescindible superar el edadismo que da lugar a estereotipos negativos sobre el envejecimiento.

3. Crear un nueva rutina y un proyecto de vida

El final de la vida profesional marca un punto de inflexión significativo. Aunque la persona mayor dispone de más tiempo libre, también tiene que decidir qué desea hacer ahora. Y este es un proceso de búsqueda personal que da lugar a una nueva forma de planificar los días. Muchos deciden realizar actividades de voluntariado, viajar, ir al cine o cultivar una afición creativa.

¿Por qué es tan importante que creemos una nueva rutina al envejecer?

Porque conviene pasar página del tiempo previo y cerrar este capítulo con agradecimiento. Es básico mantener la mente activa. Buscar actividades que sirvan para entrenar y nutrir a nuestras capacidades cognitivas, como la memoria, la atención, el razonamiento, etc…

mayores

Esta creación de una nueva rutina implica la toma de decisiones que concretan el proyecto de vida decidido de forma consciente. Después de tantos años de ocupaciones y responsabilidades, el disfrute es un ingrediente que conviene potenciar en esta etapa.

4. Actividad física de las personas mayores

El ejercicio siempre debe adaptarse a la situación y necesidades de cada individuo. Pasear es una de las actividades frecuentes. Esta práctica, además, favorece el contacto con la naturaleza. Esta experiencia no solo potencia el bienestar corporal, sino también el anímico.

Por ejemplo, a través de estos paseos, el mayor ejercita sus habilidades sociales al saludar a otros vecinos que caminan por el lugar, disfruta de la luz del día y rompe la rutina de estar en casa. La actividad físcia refuerza la autonomía. Y este es un ingrediente sustancial en la calidad de vida.

5. Seguimiento en el cuidado de la salud

Más allá de la edad, las circunstancias de cada persona son diferentes en la vejez.
Por ello, la visita al médico y la atención a las indicaciones dadas por el especialista son cuestiones esenciales. Se trata de un profesional que también escucha y acompaña.

Este cuidado de la salud es integral, ya que el mayor no solo puede tener una dolencia física, sino también un sufrimiento emocional. La soledad no deseada o el duelo por la muerte de la pareja son experiencias que afectan a nivel anímico.

6. Hábitos saludables en la tercera edad

Otros de los aspectos que debemos considerar en el contexto de esta nueva rutina son los hábitos relacionados con el bienestar. En este sentido, mantener una alimentación saludable es fundamental en este periodo, así como también lo es establecer unos horarios de descanso.

mayores

7. Adaptar el hogar a las necesidades de las personas mayores

No solo hemos de potenciar el bienestar desde los puntos de vista ya descritos, sino que también debemos analizar el espacio en el que vivimos. Muchas personas aprovechan para llevar a cabo reformas en su hogar cuando se jubilan con el fin de implementar las mejoras correspondientes.

De este modo, adaptan el baño y otras estancias a las necesidades actuales. Cambiar la bañera por una ducha, prescindir de la utilización de alfombras o reorganizar el espacio de almacenaje para que todo esté a nuestro alcance son algunas de las modificaciones más frecuentes. Gracias a este tipo de obras, podemos seguir disfrutando de la vida en nuestro hogar.

Además de acondicionar la vivienda para mejorar la comodidad y la seguridad, también es posible valorar otras fuentes de apoyo, como, por ejemplo, un servicio de teleasistencia a domicilio. De esta forma, aunque vivamos solos en nuestra casa, podemos contar con este acompañamiento cercano.

En definitiva, sabemos que las personas mayores disfrutan de un periodo muy importante en sus vidas y en este artículo hemos compartido estos consejos y recomendaciones para potenciar el bienestar integral en esta etapa.

Estas sugerencias forman parte de un envejecimiento activo que ofrece una visión positiva de la edad. Sin lugar a dudas, este es un tiempo que sorprende con nuevos regalos vitales y oportunidades.

EL CALZADO KYBUN: CLAVES PARA ELEGIR EL CALZADO DE LAS PERSONAS MAYORES

Cuando nos hacemos mayores, un estilo de vida activo es más importante que nunca.

El deporte no solamente mejora la salud cardiovascular y la de los huesos y músculos, sino también nuestro bienestar físico y mental, factores que, sin lugar a dudas, aumentan nuestra calidad de vida.

Salir, caminar, moverse, plantearse nuevas metas…

Es una excelente ocasión para disfrutar de nuestra gente y descubrir bonitos lugares en nuestro entorno.

Por eso, en Nordicfysio apostamos por la actividad física para mejorar la vida de nuestros mayores. Y conocemos la importancia de no sentir dolor, para disfrutar plenamente de ella.

Caminar sin dolor, sintiéndonos seguros, es posible cuando se cuidan todos los detalles como por ejemplo la elección del calzado más adecuado.

Cómo es el calzado ideal para las personas mayores

En realidad, todos deberíamos tener un calzado con unas características mínimas, como flexibilidad y ergonomía, para favorecer una postura correcta.

En el caso de las personas de edad avanzada, además han de cumplir estas premisas:

– Respetar y favorecer la función biomecánica del pie.

– Proteger de los agentes externos.

– Favorecer la comodidad térmica (evitar el exceso de sudor, frío, humedad, etc.).

– Proporcionar estabilidad para reducir el riesgo de caídas.

– No estar fabricados de plástico o materiales sintéticos, ya que no ayudan a la transpiración y pueden provocar rozaduras.

– Aunque son cómodos, no se recomienda calzar zapatos deportivos todo el tiempo. Es mejor usarlos solo cuando se haga deporte, ya que suelen acumular demasiado calor.

– Son preferibles los zapatos de horma ancha, los que se adapten al pie y los que tengan suelas antideslizantes. En este sentido, han de ofrecer la máxima estabilidad (si son demasiado anchos, pueden propiciar la aparición de juanetes y dedos en martillo).

– No llevar siempre los mismos zapatos, alternar para dejar «respirar» el calzado y así no acumular restos de sudor.

– Usar preferiblemente calzado con velcro, cordones o hebillas. De este modo, se podrá ajustar de forma eficaz y fácil al pie.

– Procurar que los zapatos tengan una buena amortiguación para evitar molestias en las plantas de los pies. Lo mejor para ello son las suelas de goma.

– Si se tienen que usar plantillas, llevarlas cuando vayan a probarse los zapatos, pues tienen que adaptarse a la forma del calzado.

– Si es el caso, buscar zapatos que se adapten a las patologías del pie como por ejemplo, juanetes u otras deformidades.

El calzado perfecto para caminar sin dolor

La marca de calzado KYBUN, creada y fabricada en Suiza, nos proporciona al fin unos zapatos con los que es posible sentir como si camináramos descalzos. Como socios médicos de la marca, entendemos bien la autonomía y comodidad que necesitan los mayores y lo importante que es mantenerse en movimiento para disfrutar más del día a día.

Su amplia variedad de zapatos aportan los siguientes beneficios:

– Posibilidad de aliviar el dolor de espalda.

– Relajación de la musculatura.

– Mejora de la postura y de la estabilidad.

– Fortalecimiento de los músculos estabilizadores.

– Incremento del bienestar al caminar.

– Prevención del riesgo de caídas.

Cómo son los zapatos Kybun

Para lograr todos estos objetivos, Kybun ha tenido en cuenta las necesidades mencionadas anteriormente creando un calzado que:

Distribuye uniformemente la presión: En el calzado convencional, la presión se concentra en el talón y los fascículos frontales (la parte bajo los dedos), lo que, con el paso del tiempo, va creando callos, puntos de presión y tensiones. Con la distribución uniforme de la presión se proporciona alivio y protección.

– Cuenta con amortiguación en el talón: La cámara de aire suaviza la pisada.

– Es elástico y suave: Karl Müller descubrió en Corea las propiedades elásticas del suelo de los campos de arroz y lo fácil, suave y placentero que es caminar sobre ellos. Kybun ha conseguido recrear un material similar con un poliuretano multicomponente que hace que las suelas de estos zapatos sean muy elásticas, tengan una elevada fuerza de amortiguación y se pueda caminar sin dolor sobre ellas.

 Mientras las suelas tradicionales solo se perciben suaves por fuera (debido a que las capas interiores son rígidas) estos zapatos proveen una pisada íntegramente suave. Esto, además, estimula un ejercicio de coordinación y posición corporal.

Microclima en el pie: Las suelas tienen una estructura alveolar que, al pisar, bombean una quinta parte del aire al espacio del pie. Así, se produce una confortable pisada independiente del peso de la persona que crea un agradable microclima en el zapato.

Activa los receptores del pie que son estimuladores de la salud. Esto se logra con su suela flexible y elástica, la cual posee un efecto trampolín que permite al pie percibir cada matiz del suelo.

– Tienen suela de poliuretano con millones de burbujas de aire integradas. Así se proporciona una amortiguación óptima.

Muchas son las personas que ya disfrutan de su calzado y nos ofrecen su testimonio en el portal de Kybun.

 

Explicando cómo el calzado les ha ayudado en ganar confianza y mejorar su estabilidad, así como han mejorado sus dolores de rodilla y espalda.

Zapatos KYBUN para cada ocasión

Entre sus modelos, se encuentran tanto zapatos masculinos como femeninos, de verano, de invierno, altos, sandalias…


Deportivas

Distintos modelos. Con un toque de elegancia, como las Caslano, o muy deportivas, como las Surrsee para hombre. Polivalentes, como las Kyburnpark para mujer, de precioso color blanco y muy frescas, como las Sion White, o las preciosas Vernier Indigo.

Para vestir

Por supuesto, no han sacrificado la comodidad. Sus zapatos más elegantes siguen teniendo cámara de aire y aseguran una adaptación perfecta, ya que se cierran con cordones o velcro. Para mujer, están las Basel Onyx, de acabado brillante, las Vals Black, sin costuras y una gran variedad de calzado semiabierto.


Botas altas

Para hombre, como las Matterhorn, y para mujer, como las Montana Anthracite. Muchas de ellas tienen forro en los tobillos. Resultan perfectas para días fríos. También cuentan con bonitas botas de trekking, como las Rigi 19 Aqua.

Semiabierto

Para tener los pies frescos sin renunciar al estilo, disponen de varios modelos: el Interlaken (para hombre) y bailarinas para mujeres, como las Locano o las Luzern.


Sandalias

En los días más cálidos, no hay por qué renunciar a sus exclusivas suelas amortiguadoras y a zapatos elásticos y suaves. Destacan sus sandalias tipo chancla, como las Uri para hombre o Dognae para mujer (también disponibles con diseño de leopardo). Para una mayor sujeción, tienen sandalias con tira trasera, como las Tessin para mujer o las Jura para hombre.

Zapatos KYBUN en la clínica Nordicfysio

Por su exquisito proceso de fabricación y garantía de satisfacción, es posible comprar el calzado Kybun en nuestra clínica de fisioterapia.

Estos zapatos son 100 % hechos en Suiza y cumplen con exigentes estándares de calidad.

Nordicfysio es socio médico de la marca Kybun y gracias a nuestra experiencia podemos asesorarle de forma personalizada en la adquisición del calzado que va a superar sus expectativas.

Contacte con nosotros si necesita más información.

CARACTERÍSTICAS Y BENEFICIOS DEL MÉTODO POLD. LUMBALGIAS CRÓNICAS INESPECÍFICAS

El método Pold es una técnica innovadora que utilizamos en las clínicas de fisioterapia más avanzadas para tratar el dolor, diversas lesiones, dolencias y enfermedades con la máxima eficacia.

En este artículo desarrollamos cuáles son las características y beneficios más destacadas de este método terapéutico y cómo actúa, específicamente, en las lumbalgias crónicas.

Características del método Pold empleado en fisioterapia

Este novedoso método fue creado por el Doctor Juan López Díaz en el año 1993.

Desde entonces muchos investigadores y expertos han confirmado su eficacia y sus beneficios, recalcando que no se trata de un tratamiento alternativo.

Cuando existen lesiones, la fisiología del cuerpo deja de funcionar como debe.

Este vanguardista método es extremadamente eficaz para abordar cualquier patología que tengan las personas con dolores o alteraciones de la fisiología y de la movilidad de las articulaciones.

Tanto si los pacientes tienen esguinces, tendinitis, pinzamientos, escoliosis o hernias discales, como si presentan, por ejemplo, artrosis o sobrecarga muscular, su aplicación conseguirá una mejoría notable.

¿En qué consiste el método Pold?

Este moderno sistema consiste en hacer movimientos oscilantes en los tejidos blandos, como músculos, articulaciones o tendones, que estén afectados.

Tras una óptima relajación, dichos tejidos cambiarán su metabolismo y liberarán movilidad articular.

A partir de ese momento, implementaremos diferentes maniobras suaves para reajustar las posiciones articulares y regenerar la zona que se encuentre afectada.

Con esto conseguimos rebajar la inflamación y las molestias, y, tras realizar las sesiones correspondientes, resolveremos la lesión que causaba dicha afección con resultados exitosos.

En la mayoría de los casos, los pacientes suelen necesitar entre tres y cinco sesiones.

Sin embargo, en los casos crónicos, como la lumbalgia o la fibromialgia, recomendamos realizar sesiones de mantenimiento mensuales a fin de mantener los efectos y el bienestar logrados.

Este tratamiento manual no causará ningún tipo de dolor, porque está considerado una terapia blanda.

En otras palabras, cuando lo utilizamos no administramos maniobras bruscas o presiones, por ello, está indicado incluso para las personas que sufren de fibromialgia.

 

CERVICALES-DOLOR

 

Fases del tratamiento para conseguir resultados satisfactorios

Este método eficiente y moderno se estructura en tres fases básicas.

Estas son evaluación, tratamiento y prevención y debemos conocerlas a la perfección con los puntos esenciales de cada una de ellas.

Para determinar el tipo de maniobras o movilizaciones que debemos aplicar, en primer lugar deberemos elaborar un diagnóstico acertado sobre el problema en cuestión de cada paciente, teniendo en cuenta los factores desencadenantes y localizando los tejidos y estructuras afectadas.

Durante el tratamiento, se usarán las técnicas del método así como los ejercicios que sean precisos para conseguir readaptar y acondicionar físicamente el cuerpo del cliente.

En la fase de prevención, nos encargaremos de realizar un protocolo de ejercicio terapéutico, de control motor y acondicinamiento postural para mantener el bienestar. De este modo, el paciente no volverá a recaer en la misma situación que presentaba al llegar a la clínica.

 

Preparación y cuidados para la aplicación del método Pold

Este método no necesita una preparación específica, ya que solo se llevan a cabo movimientos manuales.

Tras la aplicación, los pacientes tampoco necesitarán ningún cuidado especial y podrán continuar con sus actividades diarias sin inconvenientes, pero con el beneficio de apreciar una importante mejoría tras cada sesión.

 

CUIDADO-ESPECIAL-METODO POLD

 

¿Qué beneficios aporta el método?

Cabe destacar que el sistema Pold inhibe el dolor local y la sensibilización central, elimina contracturas, recupera la movilidad articular y, como punto fundamental, recupera las funciones que el cliente haya perdido. Gracias a una formación exhaustiva, los profesionales somos capaces de crear un efecto con la movilización visible desde la primera aplicación del tratamiento.

Por otra parte, si los pacientes presentan inflamaciones o edemas, conseguiremos rebajarlos y restaurar la circulación arterial, venosa y linfática. En relación a las calcificaciones, también seremos capaces de facilitar su reabsorción.

En personas mayores es un método altamente recomendable por la suavidad de su aplicación y sus innumerables beneficios a nivel fisiológico y de remisión del dolor.

Uno de los beneficios más relevantes es la aceleración de recuperaciones en rehabilitaciones.

De esta forma, acortamos el tiempo de inactividad para volver a disponer de una vida rutinaria saludable y sin molestas dolencias.

Este tipo de masaje está caracterizado por incluir técnicas manuales que no fuerzan los tejidos.

Por ello, en el caso de los tratamientos postquirúrgicos también está altamente indicado.

 

Aplicación en lumbalgias crónicas inespecíficas

Muchos clientes acuden a las clínicas fisioterapeúticas solicitando ayuda porque sienten un fuerte dolor lumbar.

Cabe destacar que muchas dolencias de este tipo están generadas por hábitos posturales incorrectos.

Tras diferentes estudios de valoración del dolor, los profesionales han determinado que el método Pold está por encima de cualquier otro tratamiento, en cuanto a la eliminación del grado de dolor, tras su aplicación. Sin duda, el efecto de la técnica sobre las molestias de los pacientes está por encima de la media, en relación a otros tratamientos o técnicas.

¿Cómo se aplica el método Pold para mitigar o eliminar el dolor lumbar?

 

El recorrido de la oscilación se realizará por toda la espalda, además de presionar el sacro contra la caja torácica de forma suave y con los mismos movimientos, fijando la atención en los cuadros lumbares y en la pelvis.

Solo emplearemos las manos para maniobrar por la espalda y la zona lumbar, pero sin dejar de oscilar el cuerpo ni un solo momento y cambiando la forma de masajear cada cierto tiempo.

Aparte de obtener una relajación plena en los pacientes, al terminar la sesión estos comprobarán cómo la tensión y la carga acumulada en toda esa zona ha remitido.

Muchas personas que tienen esta dolencia tan molesta ya han conseguido aliviar los síntomas con una favorable inhibición del dolor.

 

En definitiva, el método Pold no solo está indicado para gente joven o deportistas, sino en pacientes de cualquier edad, siendo altamente recomendable para personas mayores.

Garantizamos que sus resultados son totalmente exitosos y animamos a las personas con dolencias a que soliciten un análisis personalizado para tratar su problema con esta innovadora y efectiva técnica.